jueves, 17 de abril de 2008

LEYENDAS URBANAS

Me contó mi amigo hermano Rafa, el andalú, que en la Ciudad Universitaria de Paris, los estudiantes venidos de climas más cálidos, para pasar el triste invierno, realizan una cura de luz. Esa cura consiste en dejar abiertas las puertas de las habitaciones, apagar las luces y dar la bienvenida a quien quiera traer un poco de tropico.

Me contó el Marian, un curioso de los Templarios, que todos días 13 o 18 de marzo, Jacques de Molay, el último maestre de esa orden, se pasea por una plaza que hay debajo del Pont Neuf, para vengarse de sus asesinos. Lo extraño es cómo, sin saberlo, elegimos esa placita como nuestro lugar preferido.

3 comentarios:

Florencia dijo...

sigo por aquí Malen, porque me gustó mucho tu blog, lo descubrí ayer y si bien no lo he leido todo, me parece que escribís muy lindo y en coincidencia conmigo en muchas cosas, cuando quieras te espero en el mío, q también es muy nuevito. besos! f.

Morkelik dijo...

si! me gustan los mitos urbanos... y mas si son de lugares lejanos!

Malen dijo...

Florencia: Me encanto que siguieras por aca, ademas me di una vuelta por tu blog y me emocioné muchisimo, muchos lagrimones, pero ya te voy a comentar alla. Es verdad que hay muchas coincidencias, después te las voy a ir contando. Besos
Morkelik: Gracias por pasar de nuevo, me encanta seguir en contacto. Lastima que no sé mas mitos, pero si me entero los pongo. Besos