martes, 1 de abril de 2008

LA VIDA ES DURA

Hace unos años me preguntaron porque no me quedaba a vivir en Paris, cuando terminara la tesis, porque en Mendoza no había ninguna posibilidad de dedicarme a lo mío, o aunque sea en Buenos Aires que hay más campo. Pero yo contesté que era más importante para mí estar cerca de mi familia y mis amigos, aunque no tuviera una carrera sensacional allá. Y la persona que me había preguntado eso, me contestó que uno a veces tenía que hacer sacrificios porque la vida es dura. Me quedé callada, para variar, pero esa frase me quedó grabada. Para mí la vida no es dura, es lo que uno quiere que sea, y uno no puede hacer responsable a la vida de las decisiones que uno toma. Yo decido que mi vida no va a ser dura, y si lo es, trataré de que no lo sea por mucho tiempo.

3 comentarios:

Gaby dijo...

que suerte tener esa convicción!

Malen dijo...

Gaby: Gracias!!! Ayer me di una vuelta por tu blog y me emocioné muchisimo con lo que escribiste, después voy a comentarte por alla. Besos

Malen dijo...

Gaby: Me olvidé de aclarar que después cambié un poco esa opinion tan dura y la escribi en EL DESTINO.