domingo, 6 de abril de 2008

LA VERGÜENZA

Yo tuve ese mismo sentimiento hace varios años, cuando estaba en la facultad. Siempre he pasado mucho tiempo en la cocina, hablando con las empleadas peruanas, que dejaban sus hijos, marido, comidas y playas hermosas, para venir a trabajar a Mendoza. Me impresionaba la valentía y me daban bronca las miserias que debían pasar una vez que llegaban a Argentina, para pagar la bolsa que les permitía entrar, y tenían que dormir en el suelo de las fábricas, o soportar las humillaciones y maltratos de los patrones. Calladas y con miedo a que las detenga la policía. Una Navidad, lloré junto a la Florcita que acababa de llegar a mi casa y era la primera Navidad que pasaba sola, con una familia que desconocía. Y volví a llorar con la carta que me mandó desde Mendoza, diciéndome que no me pusiera triste en Francia, que al principio es duro, pero que después uno se acostumbra. Esos son para mí los inmigrantes. Pero un día una compañera de la facultad, creyendo que yo pertenecía a su grupo, me mostró un folleto que circulaba entre algunos elegidos. En la primera página había un mapa de la Argentina con flechas que venían desde afuera, como indicando la invasión desde Perú y todos los países limítrofes. Y lo peor es que yo ya había visto ese folleto apilado, antes de ser distribuido, en una habitación de un conocido. Es mi terrible vergüenza, conocer a esa persona.

2 comentarios:

maresdelsur dijo...

Te imagino, llorando con Florcita...muy tierno.
No te preocupes, si vos supieras todos los anormales que yo conozco :)...se trata de una oportunidad que la vida te brinda, para ser mas tolerante. Aunque reconozco, esta es una vision demasiada positiva de la cosa.

Malen dijo...

Gracias Mares por leerlo, venir hasta aca, y entenderme. Si, es verdad que me hace mas tolerante pero es horrible tener que llevar ese peso encima. Hay veces en que siguiendo mis pistas me encuentro con esa persona y me enojo tanto! Y es también explicar que yo no tengo nada que ver. Porque es todo lo que yo detesto. Gracias de nuevo y un abrazo para el sur.