viernes, 4 de julio de 2008

YO ESTUVE AHI !!!!

Volviendo de Bordeaux, el tren que nos traía se detuvo una hora y media en la vía. La gente empezó a ponerse nerviosa, porque llegaban tarde en las agendas.
Y yo no podía dejar de mirar por la ventana, y pensar en el vaso medio lleno.

12 comentarios:

Luciano dijo...

Bienvenidos al tren.

Malen dijo...

Si, vamos todos!! Al son de la musica! Saludotes

Florencia dijo...

claro!, me imagino el placer Malen!, eso es lo maravilloso de andar por la vida sin agenda. Besos

quehagoaqui dijo...

A mi me pasaba siempre que tenia que encontrarme con alguien a una hora...de morirse porque llegaba retrasada. Por lo que opte por salir antes para evitarme esos pequenios inconvenientes.

Yo adoro andar en tren...hay gente que me dice que estoy loca jaja, pero es ideal cero stress.

besitos

Anónimo dijo...

que suerte que tienen los que son capaces de no preocuparse por llegar tarde, que mala suerte para los que esperan!!!
si habré perdido horas esperando...
igualmente me parece que el comentario apunta a disfrutar de la vida, de ponerle una pausa a la locura y pensar en lo importante, nuestros hijos, las cosas bellas, la música, la comida, el amor, los encuentros, los postres con dulce de leche (mmmmmmmmm, que rico!).
DARNOS CUENTA QUE CORRIENDO NO LLEGAMOS A NINGUN LADO!!!!!

Morkelik dijo...

bien!!! esa es la actitud!!!

Bloga dijo...

Maravilloso post. Me evado por la ventana de ese tren yo también, Male. Qué linda imagen!

tolenti dijo...

EXACTAMENTE así es la vida Malen. Todo depende de lo que mires.
Y a veces, te digo, nos toca estar en el lugar de los de la agenda apurada. Fatal. Pero también nos toca.

Ronnie dijo...

Estoy de acuerdo con Tolenti!
Es una imagen de la vida: depende que "paisaje" tenés adelante, te bancás el retraso en la agenda o no.

Yo por mi parte, soy de las que me dejo evadir.

Besos!!

Malen dijo...

Flor: Si!! Son momentos tan raros que hay que disfrutarlos!! Aparte era tan increible ver ese cuadro por mi ventana!! Besotes
Karla: A mi también me encanta andar en tren, y mas porque no conozco casi Francia, asi que es increible ver esos paisajes viajando. Besotes
Anonimo: Exacto!!!! Es pararte a disfrutar lo que tenés alrededor y no te das cuenta! Aparte, en ese momento, no quedaba otra, no dependia de uno, y el paisaje era increible! Es como no disfrutar un postre de dulce de leche, porque uno esta apurado!! jajaja Besotes
Morke: No es que yo sea todo el dia asi, jejeje. Pero te juro que era muy obvio para mi en ese momento!! Besotes
Bloga: Eso era lo increible, ver ese cuadro por la ventana y pensar, nadie mas lo esta viendo? Es como tus fotos zen. Besotes
Tolenti: Si!! Es asi, a veces nos toca también difrutar. Porque yo al principio me preocupé porque ibamos a llegar tarde y después pensé, ya esta, no hay remedio, por lo tanto para qué preocuparse, jejeje. Y la ventana ayudaba mucho. Besotes
Ronnie: Si!! No es lo mismo estar encerrada en el subte durante una hora, no? JAJAJAJA Pero es como decia, este paisaje era increible!! Y yo soy de evadirme bastante, jeje Besotes

caro dijo...

Que maravilla disfrutar el viaje con vos.
Yo soy puntual o eso creo, Pi es exageradamente puntual (que increible que una virtud asi pueda convertirse en defecto), a mi me molesta un poco por que casi nunca estoy lista, por suerte joaco nos desestructura y se hace popo oloroso con una enorme sonrisa como diciendo , para papi donde vas me tenes que cambiar primero, jajaja.

Malen dijo...

Calolina: juaaaaaaaaaaaa! Como te desestructuran los hijos, jaja. Y en realidad vos sabés que lo mio es un defecto que sufren los otros, pobre Marian, pero en esos momentos, sirve mi defecto, jeje. Besotes