domingo, 22 de junio de 2008

FIESTA EN SAINT EMILION

Me encantó ver la felicidad en la cara de los otros, esa sensación de estar en terreno querido, del recuerdo de Chacras con los viñedos de fondo. Esos lugares que son de infancia aunque nunca los hayas visto. Porque en Chacras no existe una aldea medieval, con flautistas de Hamelín bailando por sus callecitas, pero en mi memoria encajaría perfectamente. Al igual que un tren que parece de juguete y que nos pasea por las viñas y sus bodegas. Así de felices fuimos.

6 comentarios:

tolenti dijo...

Que importante es tener una infancia feliz. Despues se la lleva a todas partes

Morkelik dijo...

ay que lindo Malen! lo de los flautistas me encanto!

Florencia dijo...

me encanta Malen, que bueno que fuiste tan feliz, te extranie!!

Malen dijo...

Tolenti: Es tal cual vos lo decis! Mi infancia fue tan feliz que se extiende a toda mi vida, y es mi manera de representar la felicidad. Besotes
Morke: Te juro que fue real lo de los flautistas, bueno por lo menos la ropa, y que defilaban por las callecitas, jejeje Besotes
Flor: Si!!! Fui muy muy feliz!!! Yo también te extranié!! Besotes

guille dijo...

Malen medio tarde con el comentario, pero no podia dejarlo pasar, ya que compartimos muchas tardes y noches juntas en nuestro tan querido chacras, todavia me acuerdo la tardes tiradas en la cama escuchando los lentos de la epoca, no se vos, pero yo tengo imagenes tanclaras como su hubieran sido ayer, y pensar que han pasado , cuantos??!! 20 años!!!, no sera mucho, ja, ja, mil besos...

Malen dijo...

Ay Guillina!! Qué lindo tener esos recuerdos tan lindos compartidos!! Hasta me acuerdo de Chiquitita, jajaja, te acordas? Y las noches de creciente! Te quiero amiguita!! Muchos besos!!