viernes, 6 de marzo de 2009

PRIVILEGIOS III

Cuando llegué a Paris con el Santi, me llamó muchísimo la atención el hecho de que nadie diera el asiento a los viejos, cuando vas con un bebé en brazos o a las embarazadas. En el metro no existe ningún cartel que señale una prioridad, y si bien en los buses está indicado, te miran como desafiándote, por las dudas se te ocurra pedir un lugar.
Y ahora que me toca sufrirlo doblemente, con el bombo y el Santi, me indigno tanto que me pongo a pensar cuál es la razón de esa costumbre.
Más allá del “sálvese quien pueda” de las grandes ciudades, creo que tienen una noción diferente de la protección del más débil, como si generaciones y generaciones de guerras, hambrunas y pestes masivas los hubieran insensibilizado frente a la muerte. Y eso me hace sentir que a lo mejor la equivocada soy yo, que pretendo protecciones especiales.
Pero nadie me quita el privilegio de sostener bien fuerte al Santi y proteger yo misma mi panza de los golpes que pueda recibir. Yo sigo siendo sensible a la debilidad.

18 comentarios:

Maguita dijo...

qué hermoso post malenita! que lindo que seas sensible, que lindo elegir poder seguir siendo sensible, aun en esa jungla, en ese mundo de mujeres todo poderosas que no necesitan protecciones especiales. Tal vez algo que ver con el feminismo, esa ausencia de privilegios para las embarazadas? El "yo no soy diferente ni más debil por ser mujer"? Aunque es también así con ancianos y discapacitados, no?
Un beso grande y sigan protegiéndose así!

Anita dijo...

qué raro...jamás hubiera imaginado que no te dieran el asiento. Será que asocio ese tipo de protección a una cuestión de educación...pero parece ser una cuestión de costumbres?
Y no, jamás tendrías que pedir el asiento...deberían pararse varios y vos elegir el que más te gusta...en un mundo ideal, claro!!
beso

Rosario Diaz Araujo dijo...

En Madrid, están los carteles, pero claro, con la excusa del libro, nadie da el asiento.
Igual cada tanto vez que la gente se para para darle su asiento a alguien que lo necesita.
Son costumbres, creo. Igual deberías imponerte y decirle a alguien: Disculpame, estoy doblemente complicada, te molestaría darme el asiento. Así, a boca é jarro nomá!

Ronnie dijo...

Además de la poesía que encierra Paris, siempre la asocié con el hecho que haya lugares donde podés ingresar con perros, pero no con niños!! Eso dice mucho!!!

En cuanto a cederte el asiento, yo lo veo como dice Maguita con relación al feminismo y la ausencia de privilegios; aunque si abrís un poco esa línea, privilegio se asocia con desigualdad, y quizas el "mensaje" es que en una jungla de "iguales" si querés algo, tenés que reclamarlo, y ahí la educación del otro (los pasajeros) atiende tu pedido (del asiento).

Igual, me imagino la gran argenta con una vieja en el fondo gritando "nnnaaaadie le va a dar el asiento a la señora que está embarazada!!!!!!!"

Besos Malen!!

QUé lindo reflexionás!!!!

morkelik dijo...

que bronca, lo sufri el año pasado y es muy feo. pero nunca me imagine que en Francia pasaba lo mismo.

Tamara dijo...

Me seguis sorprendiendo con las conductas francesas... y me encanta como lo retratas... Acá ni te cuento las cosas que me han pasado en los colectivos, hasta me he levantado embarazada para darle el asiento a señoras mayores o a mujeres con bebés y viajar parada con los dos chicos, mil veces (encima la timidez no ayuda, supongo que a vos tampoco...), una vergüenza... Yo creo que, el problema mayor, es que se perdió por completo la capacidad de ponerse en el lugar del otro, a menos que seas como vos, así, sensible (yo también, no lo puedo evitar), mucha gente es totalmente incapaz de ver los problemas o necesidades de otros que no sean ellos mismos... Me mataron los comentarios del post viejo, cuanto amor!! Besos!!

quehagoaqui dijo...

Que mal!! da bronca que en paises del primer mundo y tanta cosa no sean amables. Es cuestion de que ellos sean un poco mas sensibles tambien. Piensen en si a su madre embarazada no le dan el asiento, yo igual que Anita lo asocio con educacion.

besos y cuidate...cuantos meses tienes?

Luciano dijo...

Una vez le pedí a uno que le de al asiento a una chica qu eestaba embarazada, pero después me entró la duda de si realmente estaba embarazada porque no me agradeció.
En fin, cundo vaya a Argentina seguiré dando el ejemplo, acá no viajo en colectivo pero respetan mucho eso, casi todos son para discapacitados (en Galway) y hay lugar para dos cochecitos pero siempre entran tres. En Dublin es mas cruel la cosa, si ya hay dos y el chofer te ve con el cochecito no te para....

caro dijo...

Que cosa Malenita, yo también asocio esa actitud con la educación, que es cada vez menos.Cuando estaba embarazada viajaba al trabajo en horario de colegio, el colectivo lleno de adolescentes dormidos,el chofer que era siempre el mismo decía: ¡Chicossssss quien le da el asiento a la señora!en ese momento se despertaban 2 o 3 y se paraban resignados.
Lo que no entiendo es la falta de consideración porque después de pasar por la situación (todas las mujeres que alguna vez estuvimos embarazadas), la intención de proteger al otro es natural. Conociéndote se que Santi y bb estan muy bien protegidos, coincido con Rosario por ahí será cuestión de pedirlo nomás.
besos a los 4.
Me acordé de la bronca que me da, cuando camino con Joaco, que la gente no respete el espacio de los chicos, les pasan por al lado como si fueran macetas.
besotes y apapachos

Florencia dijo...

Malen: ando recién aterrizada de mis vacaciones y poníendome al día con los posts.

Me pasa lo mismo frente a la "insencibilidad" de muchos, cosa que dificulto podamos cambiar porque viene con la escencia y si sos de mala madera no tenés retorno.

Pero lo que sí creo que se puede revertir con un poquito de educación es el hecho de asimilar de que hay quienes están en inferioridad de condiciones y que por una cuestión mínima de humanidad debemos ayudar.

Yo aprendí a exigir los asientos reservados cuando estaba embarazada dejando de lado pudores y casi por instinto de conservación te diría, aunque en rigor de verdad casi siempre me los cedían sin tener que pedirlo.

Un beso enorme

Chili soup dijo...

La verdad es que no sé bien como es en Nueva York pero no me sorprendería que sea similar. Por lo pronto, nunca vi cartelitos para embarazadas (ni en el transporte, ni en el banco, ni el estacionamiento).

tolenti dijo...

Qué increíble!! Cuando estuve en Paris en los 80 me llamó la atención que una chica embarazada ( al ppio del embarazo) mostrara una credencial a un señor que estaba sentado en el metro para que le diera el asiento. Y me pareció genial que estuviera asi de organizado.
Por eso no creo que sea por lo de la guerra. Mas bien pienso que en todas partes del mundo se ha descendido en educación y estamos cada vez menos civilizados.

Malen dijo...

Maguita: Gracias!! Me encanto tu comentario! Sera que en eso nos identificamos, no? Y con lo del feminismo, se ve que estamos también en sintonia, porque yo también me pregunté lo mismo, si era una consecuencia del feminismo. Pero es como vos decis, pasa lo mismo con los ancianos y discapacitados, entonces me sigo preguntando la razon. Un besote grande para ustedes!
Ani: Me parecio que era una costumbre porque ni siquiera se les pasa por la cabeza, no es que se hagan los distraidos, es que no se les ocurre. Y el problema justamente pasa por tener que pedirlo, porque me cuesta mucho hacerlo. Un besote grande
Rosarina: Ojala pudiera imponerme, me cuesta muchisimo. Mas alla de la inercia silenciosa de aca, algunos son bastante violentos por mi barrio y no me da para agarrarme a las pinias, no? Te mando muchos besotes
Ronnie: Siempre me dejas pensando, ademas de reirme por lo de la seniora gritando. Porque debe ser como vos decis, es cuestion de iguales que tienen que pelear por lo que quieren, y a mi me cuesta mucho pelear a veces.
Sera que extranio esas argentadas, donde los demas saltan a defenderte, vendrian bien esas senioras por aca, jeje. Un besote grande
Morke: Si, yo me acordé mucho de los dormidos de tu post, pero aca ni siquiera se sienten mal, no se les ocurre. Un besote grande
Tamara: Somos muy parecidas, jeje. Yo hago lo mismo que vos y también me mata la timidez, pero aunque alla me indignaba muchisimo, aca va mas alla de la indignacion, porque me cuesta mucho entenderlo, a veces ya me rio. Y es esa indiferencia lo que me mata mas, cada vez peor.
Y sobre el post viejo, si, la verdad que hay mucho amor, jeje. Muchos besos

Malen dijo...

Karlis: Si, yo pienso lo mismo, no tienen madres, jeje. Pero debe ser cuestion de sensibilidad nomas, no tanto de educacion.
Estoy de casi siete meses, y muy muy panzona, jeje. Te mando un beso grande
Luciano: Qué caradura la mina que no te agradecio! Porque si no estaba embarazada, no aceptas el asiento, o minimo decis gracias, con un poco de verguenza porque te vieron gordis, jeje.
Aca también los cochecitos tienen su lugar, pero muy cruel lo de Dublin! Aca suben varios, por suerte. Vos segui dando el ejemplo nomas. Un beso

Malen dijo...

Calolina: Lo que hablabamos con el Marian es que aca los choferes no se meten en nada, aunque te peguen, por miedo o por costumbre, no sé. Y yo también pienso en como las mujeres no se unen en eso, porque una vez que has estado embarazada, sabés lo que es el miedo a caerte o pensas en los chicos que pueden pegarse. Pero sera cuestion de armarme nomas para la pelea, jeje, y pedir el asiento. Y pobre Joaco, me imagino su carita de susto!!
Me encantaron tus apapachos amiguita!! Muchos besotes
Flor: Yo extranio tu blog!! Qué lindo que ya estés de vuelta! Y ya vi las fotos y me encanta verla a la Cata tan bella!
Yo pienso que es eso justamente, una cuestion de humanidad, porque podés estar muy cansado pero hay cosas que son tan obvias, no? Y por eso me cuesta pelearlas, porque es algo que uno considera normal, y me cuesta acostumbrarme. Porque alla me peleaba en las colas de los supermercados, pero es que aca ni siquiera entienden eso, no sé, es como desgastante explicar algo basico.
Te mando un besote enorme
Chili: También me parece que debe ser parecido, jeje. El problema cuando no hay cartelitos es que no tenés justificativo para reclamar. Un besote grande
Tolent: Debe ser como vos decis, algo que se va perdiendo, sobre todo el no meterse también, que es lo que queda todavia en Argentina.
Me encanto lo de la tarjeta que mostraba la embarazada, me diste la idea de preguntar si todavia existe, gracias Tolent!
Un besote grande

Romi dijo...

No te puedo creer!!!,pensé que el salvajismo individualista es aca en Argentina donde no te seden el asiento ni por casualidad y el chofer es el que grita"un asiento para la señora con el bebe!"
Te cuento que un día mientras viajaba en el 20 que va a guaymallén, el colectivo estaba llenísimo y yo iba parada casi adelante, subió una embarazada y vi que nadie le sedio el asiento una señora de unos 40 y tantos estaba en el primer asiento y no amago a nada la embarazada se puso a mi lado y se agarró la panza como protegiendo a su bebe y un hombre de atrás le indico su asiento , y cuando esta se sentó el hombre cito en voz alta el número y el contenido de la ley que avala y da prioridad a las mujeres embarazadas y un monton de derechos más que nunca habia escuchado, la embarazada se lo agradecio y yo me memorice la ley durante un tiempo para poder hacer lo mismo si veia un caso similar.
Ahora pienso que si me pasa algo asi en un país desconocido con una sociedad diferente me sentiría indignada y muy triste pero como vos decis fuerte y al acecho para proteger a los mios.
No quiero pensar, Malenin, que siempre será asi, supongo que como esa vez con el hombre que grito los derechos de otra persona habrán otros que hacen lo mismo y son solidarios con los derechos de otros, porque al fin y al cabo protegen a alguien que no puede por si solo como un bebé o un niño.
Te mando un beso inmenso!!!

Andre dijo...

Ves lo que me pierdo por no estar conectada mas tiempo! no sabia que estabas embarazada!!!!!!!!!!!

FELICITACIONES! QUE NOTICIA MAS PRECIOSA!

Me perdonas x no haber estado cuando lo anunciaste?
XXX

Malen dijo...

Romi: Me encanto tu comentario, parece un post!! Hoy me dieron el asiento y me acordé de vos, jeje. Es verdad, por suerte no siempre es asi, aunque sea excepcional, siempre hay gente que piensa en los demas. Pero es verdad también que cuesta mas cuando sos extranjero, es como que te acostumbras mas a quedarte callada.
Te mando un beso inmenso!!!
Andre: Juaaaaaaaaa! Viste lo que te perdiste? Y obvio que te perdono por no estar!!! Extraniaba nada mas que me hicieras reir mucho. Te mando un beso grandote