miércoles, 25 de marzo de 2009

IDENTIDAD







Mi hermana Rosario tiene la palabra y el don de la cocina. Y como ella me lleva de viaje en sus relatos, le quiero dedicar este post, para que lo agende cuando venga a Paris y brinde mientras tanto por mí, con un mojito como ella sola puede preparar.

Una de las ventajas de vivir en una ciudad cosmopolita es la variedad de comidas que uno puede descubrir, y si tengo antojo de curry, poder salir a buscarlo.
Pero lo más extraño es encontrarse con sensaciones conocidas, que te devuelven la identidad. Porque al sentarme en el restaurant El sol y la luna, sentí que era yo de vuelta, una moza de 15 años sirviendo en un restaurant mexicano, sintiendo el picante, y emocionándome con la música.
Pero más allá del recuerdo, sentir que la moza que nos atiende, entiende que me emocione, que nos mime sin conocernos, y que no te den ganas de irte. Y me acordé de Bryce Echenique y de cómo soy de latina, aunque ya no ande de ronda por la Peña Saint Germain, tomando un mojito para seguir bailando.

14 comentarios:

Rosario Diaz Araujo dijo...

Cuántos mojitos nos vamos a tomar cuando nos veamos! Bueno, va a tener que ser despúes de junio. O mejor el tuyo te lo invento sin alcohol.
Malenina querida, gracias por llevarme de paseo y traerme a Bryce a la memoria.
Los adoro!

Madame Le Monde dijo...

Malen: me mato la frase "aunque ya no ande por la onda de La Penya Saint Germain..." El otro dia nos acordabamos con una amiga de la época de la Penya, y de la época en que dejamos de ir.. Es como un rito obligado, el paso hacia otra etapa. Me dio mucha nostalgia..

Florencia dijo...

que genial sentirlo así Malen, sentirse tan latina..siempre. Conozco gente que se ha ido y cuya identidad se les desdibujó ni bien pisaron Ezeiza, es como que son ciudadanos del mundo y no tienen esa cosa sentimental y nostalgiosa, no sé, yo creo que estaría 100% del lado de las "Malen" jeje, y todo indicio del pago, de mi pago, me haría estremecer de nostalgia y llorar de emoción. Besos, que lindo post!!

Tamara dijo...

Que linda sensación... como sentirse en casa por un momento o transportada en el tiempo... Me transportaste a mi también... Gracias!!
Besos!!

pochi dijo...

hablaste de tu hermana rosario, del don de la palabra y de la cocina y no pude más que meterme en su blog y darme una panzada de gusto....
ni pensar en mojitos... quisiera uno en este mismo momento....
increíble el poder de la cocina, de los sabores, de los aromas, son ingredientes tan importantes como los valores para construir la identidad. y que bueno es redescubrirlos a kilómetros de distancia....
no te pierdas malen, que ya vas a tener tiempo para olvidarte de la compu

caro dijo...

Que bueno tener un lugar que te devuelva la identidad, Malalenita, y que te mimen.
De vez en cuando paseo con Rosario , me encantan sus consejos de cocina y su don de la palabra, como vos decis. Sin duda es de familia.
Besotes amiguita

Ronnie dijo...

Totalmente. También rescato de todo lo que decís que lo que es invaluable es que alguien que no te conoce reconozca, entienda y acompañe esa emoción nostálgica, que surge simplemente por reconocer tu identidad en lugares/cosas!!

Lo de Bryce no lo entendí, supongo que será por su Guía triste de Paris, no? (Tarea para el hogar para mí!)

Besos Malen, muy lindo post. Ah! Y ya mismo paso a conocer los relatos de tu hermana!

tolenti dijo...

Muy lindo post Malen!! muy lindo!! La nostalgia da intensidad a lo que vivimos. Y Paris permite todo, hasta volver a sentirte moza en un resto mexicano. Y sentir el fecundo desarraigo de Bryce en Paris.
Y como me gustaría tomar un mojito de Ro!!

El Marpla dijo...

je, lo mas cosmopolita que me da el presupuesto hoy en dia es un kebab! igual, con mi novia nos damos el gusto de un pollo teriyaki de vez en cuando :D

perica dijo...

que hermoso post malen. leyendo tu lugares, tu nostalgia y tu pasado, me fui un ratito al mío. eso tienen este tipo de posts, inmediatamente la mente se te va para alguna curva del corazón, y ahi te quedás un rato metida en un recuerdo.

morkelik dijo...

si, muy lindo post Malen. a mi tambien me gustaria compartir un mojito con ustedes. besos

Malen dijo...

Ya vuelvo!!

Malen dijo...

Rosarina: Si, mejor inventalo sin alcohol para mi, porque todavia me queda mucho tiempo, juaaa. Gracias a vos hermanita!! Nosotros te adoramos a vos!! Muchos besotes
Mme Le Monde: Jeje, se ve que somos dos que andamos nostalgicas. Pero es como vos decis, debe ser un rito obligado en el circuito latino, no? Y qué bien se lo pasa en la Penia! Qué ganas de volver atras, juaaaaa! Un besote grande
Flor: Si, somos muy parecidas en eso, no? Sera Galeano y Frida? Pero siempre me he sentido asi, cuando estaba en Argentina me sentia mas latina que argentina y la esencia no cambia, aunque cambies de residencia, jeje. Y seguro seriamos dos emocionandonos con la nostalgia, con lo bueno y lo malo que eso trae. Gracias!! Te mando un beso grande
Tamara: Gracias!! Si, fue eso exactamente, sentirse en casa por un rato, sin tener que hacer el viaje, jeje. Me alegro de haberte transportado a vos también. Te mando un besote
Pochita: Qué bueno que te hayas metido en los blogs de mi hermana, es como para darse una panzada realmente, jeeje. Y a mi gusta leerla porque sabe describir justamente los sabores, y los aromas.
Y lo mas lindo del restaurant fue que me sorprendio, no me lo esperaba, y me llevo de viaje.
Prometo volver mas seguido después del 1 de abril, que veo a mi directora. Te mando muchos besos

Malen dijo...

Calolina: Es esa justamente la sensacion de mimo y viaje a uno mismo. Viste como escribe mi hermana? Me alegro que puedas pasear con ella. Gracias amiguita por el piropo, jeje. Te mando muchos besotes
Ronnie: Si, eso fue lo mas increible, encontrarnos con una moza que parecia conocernos, te juro que fue tan lindo, sentir que estas en tu lugar y no querés ir.
Lo de Bryce Echenique es por el libro La vida exagerada de Martin Romania, que cuenta la vida de un estudiante peruano en Paris. Y aunque para la mayoria es muy gracioso, a mi me produce la sensacion de nostalgia, de no encajar a veces en un mundo distinto. Y me acordé porque sé que a veces Bryce come en esos restaurantes latinos y pensé que quizas podia encontrarmelo. Te lo recomiendo a ese libro y a los blogs de mi hermana!
Gracias! Un besote grande
Tolent: Gracias!!! Me dejas sin palabras siempre! Es todo eso que vos decis, intensidad, nostalgia, y compania en el desarraigo. Y la sorpresa de encontrarlo en Paris. Como me gustaria también a mi juntarnos a tomar un mojito! Un besote grande
Marpla: Vos sabés que cuando lo escribi pensé, pareciera que ando de tour gastronomico y nada mas lejos de la realidad, juaaa, a nosotros también nos da para el kebab! Esa salida fue por el cumple del Marian, y la disfrutamos como algo raro. Un beso
Ay Peri: Tu comentario es para un post, tan tan lindo que lo lei como tres veces y me quedé metida yo también. Gracias!! Te mando un besote grande
Morke: Gracias!! Si, definitivamente tenemos que organizar una juntada con mojitos! Te mando un besote grande