sábado, 26 de septiembre de 2009

POLÍTICAMENTE INCORRECTO

Menos mal que no me dedico a esto, porque obviamente no es lo mío. El post anterior era la continuación de un post que escribí hace mucho y nunca puse acá. Y aunque tampoco sé si se va a entender algo, por lo menos aclara a qué me refería cuando hablaba de “políticamente incorrecto”.
Es una necesidad inexplicable que siento por leer a Oscar Wilde, Louis-Ferdinand Céline o el lounge de LD Fernández.

DANDIES

Retomo El retrato de Dorian Gray, abandonado por falta de tiempo, y sigo hipnotizada por ese libro. Me gusta la sinceridad bruta de lo políticamente incorrecto, me seduce como si yo misma fuera Dorian obnubilada por el discurso hedonista.
Y no logro explicarme mi fascinación por esa época, como si yo fuera anacrónica.
Hasta que me doy cuenta de que no es una sensación mía solamente. Porque existe en Francia un retorno a la filosofía hedonista, con Michel Onfray, y que tiene en Argentina como representante a LD Fernández, el Filósofo Pret-à-porter.
Pero la mía es una mirada de curiosidad frente a algo totalmente opuesto a mi esencia utópica, como una antropóloga en tierra desconocida.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Ojo que se viene algo !!! igual para tranquilizarte acordate de la cancion de Serrano "...no estaras sola... levantando trincheras para protegerte..."
io

Malen dijo...

Cuore: Como me conocés!! Me hiciste llorar. Gracias amor!

Adrian dijo...

me pasa algo similar con el cinismo, esa fascinacion por lo incorrecto que vos describis, y al mismo tiempo miles de preguntas y hasta bronca de leer o escuchar lo que dicen. pero se animan, y no les pesa, hasta lo disfrutan... seran tambien hedonistas?

Malen dijo...

Hola Adrian!! Bienvenido!! Ya estuve mirando tu blog, que esta buenisimo, y menos mal que vos me comentaste aca, asi me animo a comentarte ahora a vos.
A mi me pasa lo mismo con los cinicos, es esa sensacion de bronca y cuestionamiento. Supongo que son verdades que a veces nos duele escuchar,o sera el que disfruten nuestra tristeza? Y para saber si son hedonistas, le tendria que preguntar a LD Fernandez, jeje.
Bienvenido de nuevo!

Santi el de Los Divagues dijo...

No me parecen hedonistas che. En general me parecen esnob. No es que la "corrección política" tan al uso de hoy no me canse. Porque sí me cansa. Pero creo que la mayoría de estos enfants terribles de la incorrección son buenos muchachos de clase media para arriba que hablan pestes del amor y denigran a los mongólicos y a los discapacitados y a los negros y a los niños y a los gay porque tienen terror de que alguien los quiera y dejar de asustar a los imbéciles.Pero todos pasan la Navidad en familia, se toman vacaciones normales y arman el arbolito para esperar a papá Noel.

Malen dijo...

Hola Santi!! Qué honor leerte por aca! Yo siempre paso por tu blog, aunque sea silenciosa, por la genialidad que lo caracteriza.
Me quedé pensando en tu comentario, porque siento que hay un contexto que se me escapa, que ignoro o que no puedo ver por estar lejos. Pero estoy totalmente de acuerdo en el esnobismo y en la hipocresia. Y no tiene nada de valentia actualmente.
Gracias por pasar, comentarista siempre de lujo, jeje
Un saludo!

LA OTRA CARA DE LA MINERÍA dijo...

HOLA CÓMO ESTÁS,ME GUSTÓ MUCHO PASAR POR AQUÍ Y LEER TUS ESCRITOS.
TE INVITO A PASAR POR MI BLOG QUE TIENE UN DÍA DE VIDA, Y DEJAR TUS IMPRESIONES...

UN ABRAZO...PATRY

Malen dijo...

Hola Patry!
Gracias por pasar y comentar! Mucha suerte con tu blog! Te voy a seguir leyendo, aunque ande bastante silenciosa para los comentarios, perdon!!
Un abrazo!