miércoles, 22 de octubre de 2008

WINNERS

Mickey y sus amigos bailan al ritmo de “Ganamos, ganamos” y “Somos los mejores”, con una música contagiosa que se te pega todo el día. Y yo no quiero que el Santi lo repita. Que crea que todo es un juego que hay que ganar, a cualquier costo, porque lo importante es ser el mejor.
Más allá de cambiar de canal, me impresiona lo evidentes que son en la formación de futuros vendedores de hipotecas, estafadores de bajo monto, ganadores en masa de la nada. Porque en realidad, ellos están afuera del juego, son peones fáciles.
Siempre odié el “Somos los mejores”, como un grito adolescente de los ganadores que excluyen a los perdedores. Pero lo peor es que transformen la vida en una competencia de secundario yanqui.

10 comentarios:

Luciano dijo...

Me gusta eso, lo digo todo el tiempo por más que justamente no sea aceptado porque sea considerada una actitud perdedora.
Solidaridad y cooperativismo primero.
Saludos y buen trabajo.

Maguita dijo...

Malen, tus reflexiones me dejan el café con leche atragantado. Me dejan rebobinando el post todo el día. Sumando imágenes, superponiendo ideas, tratando de encontrarle la vuelta a este juego, encontrarle la vuelta para no dejarte contagiar por los que quieren imponer sus reglas.

Es como dice Luciano, cuando demostrás esa idea del cooperativismo por encima del individualismo te miran raro... Nosotros somos un poco así, con Pablo, no podemos pensar en nosotros, sin pensar en los demás, en nuestras familias. Yo no puedo avanzar solita mirando para adelante sin detenerme a ver cómo está el resto. Y muchas veces hemos tenido discusiones con amigos por esto. Nos dicen, están locos ustedes, el mundo no funciona así.

Sí que funciona así si querés que así sea. Al menos tu pequeño mundo. Tenemos un ejemplo cercano, de dos amigos que compartieron toda la vida, primaria, secundaria, facultad... sólo que uno se recibió y el otro no. Vale decir que el que se recibió siempre se jactó de su militancia de izquierda, con lo que esto significa. En un momento de la vida, el que no se había recibido, L, se queda sin trabajo, en la nada. Y el que se había recibido, M, le da trabajo en su oficina contable. Es una actitud solidaria. Pero luego, durante 20 años que hace que trabajaban juntos, las diferencias siempre fueron demasiado evidentes. La amistad seguía intacta, pero... ¿cómo hacés para no sentirte mal haciendo trabajar a tu amigo (y al resto de los empleados, claro) con 40 grados en verano, sin aire, y vos arriba en tu bunker, el único con aire acondicionado? También vale aclarar que L tiene problemas para caminar, por secuelas de la polio.
No sé, hay todo un razonamiento atrás de "yo me lo gané", pero no me parece justo. (Aunque tampoco estoy de acuerdo con el facilismo).

Besos y que tengas buen día!!!

Ana dijo...

me dejaste pensando...
y es así, pero creo que con todo...el fomentar la actitud ganadora y superadora por sobre todas las cosas me enerva.
El participar, el aprender de los errores y el perder no son cosas malas. La cuestión es verlas como una ganancia y no como un fracaso.

Morkelik dijo...

Malen, planteas un tema en el cual vengo pensando: que valores transmitir a nuestros hijos en medio de un mundo como este. que dificil debe ser resguardarlos de ciertas cosas no? digo, este ejemplo, lo que se consume, el colegio, que se prioriza, como vincularse con los otros... todo un tema.

tolenti dijo...

Toda la razon Malen! No se puede medir hasta que punto nos han influenciado esos ejemplos que hemos consumido ( y permitido consumir a ustedes) a caudales. Por todos lados. En el cine, en la tele, en los cuentos. Con que moralejas por Dios! y con esos finales felices a la usanza norteamericana que despues nunca existen en la vida y se los espera. Frustrandose. Y lo peor es que no estamos a salvo en ninguna parte. No hay forma de evitar esa influencia. ESta por todas partes. Incluso en Francia que siempre se vanaglorió de ser diferente y no seguir ese modelo. Pero esta bien, hagamos lo que se pueda, si no evitarlo, por lo menos inculcar gota a gota cada dia, otros valores a los chicos de la generación de SAnti. Grande Malen!!

Florencia dijo...

Malen: es así!, y casualmente estamos en un momento de la historia en donde todo esto que decís se está evideciando de un modo tan contundente que no hay "salvatajes" que valgan para detener la devacle, ayer hablábamos con mi marido de que la caida de la "belleza americana" irremediablemente nos iba a impactar, a nostros y al mundo.
Yo pienso que su cultura se verá inalterada, son así, es su idiosincrasia, son exitistas y se sienten los mejores, los campeones eternos, lo que sería esperable es que el mundo pueda tomar distancia, y a partir de estos acontecimientos, meditar, relexionar y así entender de que es un buen momento para dejar de comprar pescado podrido por modelo de país.

Mrs. France dijo...

Sorry por el cuelgue Malen pero, de qué estas hablando ? Es una publicidad o un programa para chicos ? De aca o de alla ? No entiendo...

Malen dijo...

Luciano: Se ve que somos varios, jeje. A mi también se me rien y me acusan de perdedora, y yo lo asumi desde hace mucho. Es eso justamente, como se puede trabajar de otra manera y que funciona mucho mejor, solidaridad y cooperativismo primero.
Un saludotes
Maguita: Juaaaa! Perdon!!! No era mi intencion arruinarte el café con leche! A mi también me han dicho lo mismo, la vida no es asi, pero yo he podido comprobar lo contrario, no es algo teorico, sino que parte de la experiencia y de ver los resultados. Me encanto tu historia, porque no es que sea simple la cosa, no es algo ideal.
Yo lo pude ver trabajando para empresas que practicaban la competencia extrema entre los empleados, y cada uno trataba de pisar al otro para avanzar. Y yo me resisti a seguir el juego. Y tenés mejores resultados, trabajas mejor, en un mejor ambiente laboral.
Y el "yo me lo gané" es tan relativo, no partimos todos con las mismas ventajas, y el éxito es una zanahoria que no todos alcanzan, y eso no te hace menos feliz, no?
Ana: es eso justamente, el alcanzar el éxito a todo costo y sino frustrarte o que eso signifique que no existis. Es terrible! No hay ganadores y perdedores, y no pasa nada si los demas te consideran perdedor, es tan absurdo eso. Es como vos decis, el fracaso es muy positivo, jeje. Un besote grande
Morke: Si, es como que vas definiendo qué cosas no querés aceptar como normales. Y para mi no es normal el exitismo, ni que la vida sea una batalla, hay otras reglas de juego posibles. Es como que vas eligiendo tu mundo, no? Un besote grande
Tolenti: Me seguis poniendo colorada, jeje. Yo creo que uno simepre sabe distinguir, mas alla de las influencias, hay cosas que son muy obvias, no? Y lo importante es saber que hay muchos momentos felices, y que no hay perdedores, eso te evita la frustracion inutil, no? Y no sé porque presiento que la generacion del Santi va a ser mas positiva, soy muy optimista en eso.
Un besote grande!
Flor: Si, es tal cual, dejar de comprar algo que no funciona, que solo crea infelicidad y frustracion en la gente. Y yo también creo que se esta debilitando el modelo, por ejemplo aca sacaron toda una camapania para que la gente trabaje en Mac Donalds, porque nadie se compra ya la felicidad en caja. Creo que son cambios pequenios pero que cuando se juntan sale algo distinto. Y el exitismo es solo una zanahoria para mantener el consumo, nomas. Un besote grande
Mrs. France: Perdon! Es el programa para chicos de Mickey Mouse y sus amigos, que pasan aca. Era eso nomas, un besote grande

caro dijo...

Malalena me gusta tanto leerte, por que pensamos muy parecido, yo también cambio el tv y Joaco me mira como diciendo, ma que pasó? y eso que todavia no entiende , pero las canciones son tan pegajosas y le gustan tanto.
Para mi es todo un tema que valores trasmitir, pero coincido con vos la generación de nuestros hijos será diferente.besos

Malen dijo...

Calolina: A mi también me cuesta, porque se me pega a mi la musica y estoy todo el dia cantandola, y después me enojo, jaaaaaa.
Y lo bueno es que somos varios que vamos eligiendo qué queremos, por eso creo que va a ser diferente.
Te quieroooooooo
Besos, besos