viernes, 12 de diciembre de 2008

LO CONOCIDO

Maguita vino con María, la mamá de una amiga, y al conocerla, instantáneamente la relacioné con mi madrina, a la que adoro. Y me quedé pensando en como hago eso siempre, conecto a las personas o los lugares nuevos con otros conocidos.
Y esas relaciones me condicionan, me encariño con lo nuevo como si lo conociera de hace años, o me bloqueo de entrada, ante un recuerdo negativo.
Me acordé entonces de mi psicóloga que armaba siempre esas uniones, a partir de recuerdos solamente positivos, y quisiera poder hacer lo mismo.

10 comentarios:

Florencia dijo...

Malen: está buenísimo que te condiciones "positivamente", y arrancar un vínculo con la mejor predisposición (total para desilusionarse siempre hay tiempo, no?) y con respecto a condicionarse negativamente, que te puedo decir, a veces es tan dificil dejar de lado ciertos preconceptos, o simplemente no prejuzgar al otro, que te entiendo, aunque de todos modos me parece que vale la pena intentarlo, total, y como te decía antes, el tiempo dirá y para que nos desilusionen siempre hay tiempo.

Besos Malen!

quehagoaqui dijo...

Hola Malen , te extrane!!!!

Si que lindo puedas hacer eso, ese tipo de coneccion.

besos y feliz finde, no te vuelvas a perder asi jaja.

La Nueva Mrs. France dijo...

Sabés que me pasa lo mismo en cuanto a la simpatia o antipatia que me producen las personas cuando las conozco por primera vez ?? Todo me remite a personas del pasado, a recuerdos buenos o malos y, como consecuencia, es dificil no estar condicionado por eso. El sonido de la voz, la manera de reirse, un gesto en particular...no sé, detalles asociadores que condicionan mi relacion con las personas...También quisiera tener la suficiente inteligencia emocional como para solo quedarme con los recuerdos buenos..

Morkelik dijo...

si Malen, yo tambien, la similitud con gente que ya conozco puede hacer que ame o no soporte a un extraño asi, de impulsiva nomas... aunque una vez me dijeron que hay prestar atencion a esos indicios porque tienen que ver con sensaciones que traemos de otras vidas. sera?

Andre dijo...

Yo debo confesar que me pasa con nombres... de chica era compañera de una Marcela con la que me llevaba super mal y partir de ahí cuando conozco alguien que se llama Marcela, ya me predispongo mal jajaja
Y lo mismo me pasa al revés.

Morkelik dijo...

Malen, venis a Argentina? vas a estar en Buenos Aires? contame!

Ronnie dijo...

Leí el post y los comments y coincido plenamente con... todo!!!

Pero bueno, algo más para decir tengo: también lo que me pasa es encariñarte con cosas que no conocés, pero por transición: como "equis" ama perdidamente a esa cosa/persona/lugar, ya me condiciono a que es imposible no amarla... y lo termino haciendo sin conocerla!

Besos Malen

Malen dijo...

Flor: Es cierto, siempre hay tiempo para desilusionarse. A mi lo que me pasa es que odio cuando me predispongo mal, porque sé que no es real, no? Es humano, pero me gustaria poder controlarlo. Un besote grande
Karlis: Si, es re lindo tener esas conecciones positivas!
Y ahora me vuelvo a perder, asi que yo también voy a extraniar!! Un besote grande
Mrs France: Es asi, nos condicionamos y a mi también me gustaria tener mas inteligencia emocional, pero sera cuestion de tiempo? Un besote grande
Morke: Me encanto lo de las otras vidas, nunca lo habia escuchado! A mi también me da por impulsiva, y después me arrepiento, jeje.
Te cuento, nos vamos un mes, y vamos 10 dias entre medio a Chile, asi que no podemos estar ni un dia en Bs As, porque las flias nos matan, por el poco tiempo que van a tener para disfrutarlo al Santi! Asi que sera otra vez, me quedaré con ganas de conocer a varias bloguers, y a tu Pedro! Ya se va a dar! Un besote grande
Andre: Yo soy igual, juaaa! Yo también pensaba justo en eso, como me influyen los nombres.
Te mando un beoste grande

Malen dijo...

Ronnie: Me gusto mas lo que escribiste vos, porque es verdad. Es tan rara esa sensacion que vos describis, de querer algo por transicion.
Muchos besos y felices fiestas!!!

Maguita dijo...

Malen... me quedé pensando en esto ayer cuando lo leí, y la verdad es que -si bien sé que es imposible, porque todos cargamos prejuicios, preconceptos, todo un bagaje de cosas que nos condiciona- a mí me pasa que al momento de conocer a alguien esas cosas parecen esfumarse. Y me limito a la experiencia, a lo que se vive, a lo que transmite la persona.
María es una persona muy muy agradable, espontánea, divertida, una gran mujer, a mí me encantó conocerla estos meses y ahora que la despedí ayer, me dio tanta nostalgia!!