lunes, 18 de agosto de 2008

LA UTILIDAD DE LOS INGENUOS

Ayer me preguntaba cuál podía ser la utilidad de los ingenuos, de los románticos o utópicos de mi especie. Porque frente a un ataque armado creemos todavía en la vía pacífica. Qué puede aportar uno si ya se sabe de antemano que está equivocado, que siempre va a ganar el más fuerte.
Esto pensaba sobre mi propia postura pacifista, cuán conflictiva me resulta en ciertas situaciones extremas. Y si yo misma me doy cuenta de mis incoherencias, de qué sirve seguir en el error.
Pero me cuesta acostumbrarme a las muertes sin sentido, y de última, aunque pierdan, muchos ingenuos lo intentaron y quedaron en la historia. Entonces pienso en los soldados rusos que dialogan en Praga, y dudan por lo menos unos minutos si vale la pena matar.

9 comentarios:

Malen dijo...

PD: Los soldados rusos entran en Praga en 1968 y la gente empieza a hablar con ellos, y quedan parados en las calles, dudando.

tolenti dijo...

Por eso Malen, porque la paz se esconde en cada uno, es individual. Nunca habra paz en el mundo. Quien de verdad busca utilidades se encarga de mover las masas a la guerra.
La paz, el amor, el arte, son caminos individuales. Y no son útles( donde esta la utilidad del amor o de la 9a sinfonia x ej?) pero nos salvan. Siempre.

quehagoaqui dijo...

Malen yo soy igualita a ti....me cuesta creer las cosas malas ..en fin como tu dices yo le veo la utilidad tambien.

besitos

caro dijo...

Gracias a Dios por los ingenuos, románticos o utópicos, que siempre nos salvan, ayer Walter veía una peli sobre Arabia Saudita y yo no podía creer tanta muerte y destrucción humana. A veces me acuerdo de Sabato en su Resistencia, cuando decía que en el mundo de la comunicación seguimos incomunicados... y yo prefiero seguir "resistiendo"

Florencia dijo...

Malen:
La duda siempre siempre es una herramienta maravillosa, y si de matar o no se trata más todavía.

Ojalá q en este caso la duda sea gigante, tanto como para paralizar a las malditas armas.

Besos

Morkelik dijo...

por eso admiro tanto las luchas pacifistas, sin violencia... hace unos años era mas radical, mas roja digamos, pero ahora cada dia menos.
besote Malen

Malen dijo...

Tolenti: GRACIAS!!! Me senti tan aliviada cuando te lei, porque tenés tanta razon!! Sabia Tolenti! Un besote
Karla: Gracias por acompaniarme en el sentimiento! Somos varias! Un besote
Calolina: Si, necesitamos los romanticos todavia, no? Para no morir de angustia! Te quiero Calolinaaaaaaaa! Y seguiremos resistiendo, jeje Siempre hay que volver a Sabato! Un besoteeeeeeee
Flor: Si, siempre tiene que estar la duda de si uno tiene razon, y si tengo tanta razon como para matar a alguien que no me ha hecho nada! Quizas los utopicos sirvamos aunque sea para sembrar la duda! Me encanto lo de agigantar la duda! Un besote
Morke: Ese fue siempre mi limite, nunca he podido justificar ninguna muerte, por eso seré tibia para algunos. Algun dia vamos a charlar mas largo de esto porque aca siempre es muy dificil de explicarse claramente. Un besote

Ronnie dijo...

Hola Malen!!
No había entendido lo de los soldados dudando hasta que leí tu comment. No conocía esa historia.

Hasta eso, entraba a comentar sobre las posturas pacifistas frente a los conflictos. A mí me parece que esas posturas utópicas serían la parte idealista, y las que apoyan el uso de la fuerza, las más realistas... porque convengamos que atrás de todos los conflictos entre naciones, razas o credos existe la demostración/acumulación de poder, y un idealista no piensa que el que "ganó" queda como el más poderoso... un utópico cree que el que "gane" tiene que ser el menos equivocado, el más justo, el que mejor actúa en pos del otro. O sea, la paz no va de la mano con el poder. Ni con el líder más bueno e idealista de todos.

Por eso, para nosotros que no incidimos directamente en las resoluciones de conflictos armados, está bueno adoptar y contagiar la actitud pacifista para poner un poco de cordura a los asuntos. Aunque sea una semillita hiper pequeña.

Besos,

Malen dijo...

Ay Ronnie! Si, es tan infima la colaboracion y tan utopica que a veces pensas, qué inutil, porque uno ve la realidad pero se niega a aceptarla asi, tal cual es! Me encanto la comparacion con los idealistas y realistas!
Y si, nos tocara ese infimo papel nomas, porque al otro nunca me voy a acostumbrar! Un besote enorme